Tipografía
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

 Es sabido por todos que la rehabilitación física a través de la fisioterapia nos ayuda a recuperar nuestra función después de una caída, un accidente, un infarto o una cirugía, pero: ¿Qué ocurre en aquellos casos en los que sabemos con antelación que vamos a afrontar una situación en la que nuestra salud se verá perjudicada?

Pues ahí la fisioterapia también es beneficiosa, esta vez en forma de 'PREHABILITACIÓN'. Es decir, se encargará de mejorar las capacidades físicas de un paciente de manera previa a una situación en la cual sabemos que el estado físico se verá perjudicado. 

Orígenes

La primera mención de este término se remonta a los años 40. Ya en esta época se dieron cuenta de que los militares se hacían mejores si entraban a un programa de rehabilitación antes de ser evaluados para su participación en los conflictos bélicos. En este tipo de programas, además de ejercicio, se ofrecían otros servicios de nutrición, alojamiento, higiene y ocio.

 Origenes-prehabilitacion.jpg

Este es un claro ejemplo de mejora de las capacidades de manera previa a sucesos en los que se sabía de antemano que afectarían a la salud de los participantes. 

Más cercanos a la fisioterapia y a la actualidad, este concepto se trasladó al ámbito de la salud: hace sólo 20 años se comprobó que la fisioterapia ayudaba a resistir mejor el desgaste que suponía la inactividad en pacientes que ingresaban en la UCI y también mejoraba la función en las personas que iban a operarse de prótesis de rodilla.

Actualidad

Parece lógico pensar que, si sabemos que vamos a afrontar un deterioro físico, será mejor para el paciente llegar a ese momento en la mejor forma física posible. 

 Grafica Prehabilitacion.jpg

Gráfica Adaptada de: Carli F, Zavorsky GS.Optimizing functional exercise capacity in the elderly surgical population.Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2005 Jan;8(1):23-32.

En la gráfica, podemos observar como un paciente hace un programa de prehabilitación antes de la cirugía (línea discontinua), y aumenta su capacidad funcional. Aunque tras la cirugía el empeoramiento es similar a otro paciente que no realiza prehabilitación (línea continua) su punto de partida es mejor, manteniendo un estado físico más óptimo tras la intervención y después de un proceso de rehabilitación.


Por tanto, si estás en lista de espera para cirugía o pendiente de algún tratamiento, lo ideal es que acudas al fisioterapeuta ANTES y no únicamente después del mismo. Posiblemente, con un programa de prehabilitación, tus resultados sean mejores y tengas menos complicaciones. 

1. Prehabilitation, rehabilitation, and revocation in the Army. BrMedJ 1946;l:192-7 

2. Topp R, Ditmyer M, King K, et al: The effect of bed rest and potential of prehabilitation on patients in the intensive care unit. AACN Clin Issues. 2002;13(2):263-76.

3. Silver JK, Baima J. Cancer prehabilitation: an opportunity to decrease treatment-related morbidity, increase cancer treatment options, and improve physical and psychological health outcomes. Am J Phys Med Rehabil. 2013 Aug;92(8):715-27.

Publicado por:

Para citar este artículo: Roldán-Jiménez C. Prehabilitación: La mejor rehabilitación. Fisiosaludable 2019 may;28(15).

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podraá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de Cookies.